GURDJIEFF ARGENTINA
Movimientos y Danzas Sagradas
Gimnasia Sagrada
En Buenos Aires Grupos de Buscadores

Con el aporte de Carlos Matchelajovic en la Transmisión de la Enseñanza de Gurdjieff - Fue el introductor y difusor del trabajo de Gurdjieff en Argentina

Avalado por Mme Jeanne de Salzmann, principal discípula de Gurdjieff, Carlos llegó a Buenos Aires en 1965 junto a su esposa Daphne Ripman,con el propósito de abrir Grupos de Trabajo. Encuentros Para el Desarrollo Armónico del Ser

GRUPOS DE BUSCADORES PARA PRINCIPIANTES Y ENCUENTROS SEMANALES VIRTUALES PARA AQUELLAS PERSONAS QUE VIVAN LEJOS Y NO PUEDAN ACERCARSE.

UN ACERCAMIENTO ACTIVO A LA ENSEÑANZA DE GURDJIEFF

 

(Sin Fines de Lucro)

¿Quién es G.I.Gurdjieff ?

Eneagrama

Verdad de Uno Mismo

Grupo de Buscadores de Sí Mismos

Meditando

 

 

VIDEOS

Video de Movimientos y Danzas de G.I.Gurdjieff Octubre 2012 en Fundación San Rafael-Buenos Aires Argentina
 
 

 

VIDEO DE LA MUESTRA ROSARIO 2019

 

 

Video de algunas escenas de las últimas Jornadas de Búsqueda Activa en el Sentido del Ser

https://www.youtube.com/watch?v=F_NTjYxXMtk&t=2s

 

Video de Frases de Gurdjieff en Youtube

Video del Tchai Hané 2015

Grupo Gurdjieff Argentina comparte el Encuentro realizado en Octubre del 2015,compartiendo un Tchaijané o Chai Hané (Casa de Té Oriental),con Muestra de Danzas y Movimientos Sagrados del Señor Gurdjieff,con un Concierto de Música Objetiva,del Ensemble Gurdjieff Argentina y con Danzas compartidas por el público en general.Este Encuentro fue realizado en Homenaje y Agradecimiento al Maestro de Danzas.
https://youtu.be/XB3OUsEaCuI

 

arca1990hoy@yahoo.com.ar)

arca1990hoy@gmail.com


NUESTRAS PÁGINAS SON:
http://www.gurdjieffargentina.com
http://www.gurdjieff-danzas.com
http://www.gurdjieff.com.ar
http://BuscadoresdelaVerdad@Gurdjieff13.facebook.com
http://Gurdjieff.MovimientosyDanzasSagradas.facebook.com
hhttps://www.facebook.com/GurdjieffDiscipulosDeCm/
https://www.instagram.com/gurdjieffargentina/

Bajar los Power Points:

Convergencias de Sabiduría y Frases de Gurdjieff

 

 

REVISTA DIGITAL MENSUAL DEL GRUPO GURDJIEFF ARGENTINA VER, SENTIR Y VIVIR - UN LLAMADO PARA BUSCADORES

LOS BUSCADORES QUE DESEEN RECIBIRLA DEBEN BAJARLA EN EL SIGUIENTE LINK

Edicion Mayo 2024

Edicion Abril 2024

Edicion Marzo 2024

 


LA PALABRA DE GURDJIEEF

"La observación debe comenzar por el principio. Todas las experiencias anteriores, todos los resultados anteriores de toda observación de sí, deben ser dejados de lado. Allí puede haber elementos de gran valor. Pero todo este material está basado en las divisiones erróneas de las funciones observadas, y éste mismo está dividido de manera incorrecta. Por esta razón no se lo puede utilizar; en todo caso, no se lo puede utilizar al comienzo del estudio de si. En el momento oportuno, lo que hay de valor será tomado y utilizado. Pero es necesario comenzar por el principio, es decir, observarse a sí mismo como si no se conociese en lo más mínimo, como si aún nunca se hubiera observado.
"Cuando uno comienza a observarse, debe tratar de determinar al instante a qué grupo, a qué centro, pertenecen los fenómenos que se están observando en el momento.
"Algunos encuentran difícil comprender la diferencia entre pensamiento y sentimiento, otros tienen dificultad en comprender la diferencia entre sentimiento y sensación, entre un pensamiento y un impulso motor.
"Hablando en términos muy amplios se puede decir que la función del pensamiento siempre trabaja por medio de la comparación. Las conclusiones intelectuales son siempre el resultado
de la comparación de dos o más impresiones.
"La sensación y la emoción no razonan, no comparan, simplemente definen una impresión dada por su aspecto, por su carácter agradable o desagradable en uno u otro sentido, por su color, sabor u olor. Lo que es más, las sensaciones pueden ser indiferentes — ni calientes ni frías, ni agradables ni desagradables: «papel blanco», «lápiz rojo». En la sensación de lo blanco y de lo rojo no hay nada agradable o desagradable. En todo caso, no es necesario que haya nada agradable o desagradable ligado a la sensación de uno u otro de estos dos colores.

 

 

El Eneagrama

“El Eneagrama

.

El ritmo mismo de los movimientos sugerirá las ideas necesarias y mantendrá la tensión necesaria; sin ellos,

es imposible sentir lo más importante... El eneagrama es el movimiento perpetuo, es ese “perpetuum mobile”

que los hombres han buscado desde la más lejana antigüedad — siempre en vano. Y no es difícil comprender

por qué no podían encontrarlo. Buscaban fuera de sí mismos lo que se hallaba dentro de ellos; y trataban de

construir un movimiento perpetuo como se construye una máquina, en tanto que el movimiento perpetuo es

una parte de otro movimiento perpetuo y no puede ser creado fuera de éste. El eneagrama es un diagrama

esquemático del “movimiento perpetuo”, es decir de una máquina de movimiento eterno. Pero… claro está,

que es necesario saber cómo leer este diagrama". (G.I. Gurdjieff).


 

INVITACION A PARTICIPAR DE LOS MOVIMIENTOS Y DANZAS SAGRADAS TODOS LOS MARTES A PARTIR DE MARZO

DE 19.45 A 22 HS. EN BELGRANO -NUÑEZ EN AVDA.CONGRESO Y CRAMER

 

INVITACION A PARTIR DE MARZO 2024 Movimientos de Gurdjieff
Las denomina sagradas porque son utilizadas para transmitir una sabiduría perenne representando ciertas leyes que rigen el
universo, por tanto también al ser humano y porque permiten el desarrollo interno de aquéllos que las realizan. Constituyen una herramienta para la vida diaria que posibilita el desarrollo gradual de la observación de uno mismo de forma desapegada y carente de juicio. Esta vigilancia permite mirar aquellas actitudes, posturas corporales, esquemas fijos de pensamiento y emociones reactivas fruto de nuestro condicionamiento que nos mantienen atrapados en comportamientos automáticos. A través de la observación constatamos que actuamos de forma mecánica y somos totalmente predecibles; determinados comportamientos y esquemas mentales y emocionales, fruto de nuestra personalidad adquirida, ocupan nuestra psicología personal dejando poco espacio para que algo más genuino, espontáneo y auténtico aflore en nuestra vida. Es una práctica que ayuda al auto-conocimiento y que puede revelar otro nivel del Ser.
Los movimientos son parte de una disciplina interior, de una higiene de vida, a través de ellas buscamos conectar con nuestro centro, ese pacífico lugar donde reina la quietud y reside nuestra existencia real. Desde esta conexión emana un equilibrio que posibilita la observación dentro y fuera de nosotros, sin que las personas o los eventos nos sobrepasen y sin recluirnos en espacios interiores que dificulten la interacción con el mundo. Así mientras danzamos, parte de nuestra atención está dirigida al movimiento externo, las filas, la música, el grupo y parte de la atención la dirigimos al espacio interior, al movimiento interno, a las sensaciones físicas sutiles, a los efectos del movimiento en cuanto a pensamientos y emociones que llegan a la consciencia, al espíritu y al arquetipo del movimiento.
A través de las danzas nos hacemos conscientes de la conexión entre las funciones del cuerpo, del corazón y de la mente. Una no cambia sin que las otras cambien, un pequeño cambio emocional afecta nuestra respiración, nuestra forma de estar, el movimiento de los ojos. Su práctica ayuda a armonizar los tres centros: intelectual, emocional y físico. Damos una dirección al centro intelectual anclando nuestra atención en el cuerpo y focalizándonos en una o más cuentas, secuencias y/o palabras, de esta forma adiestramos el pensamiento para que la mente no divague obteniendo una visión más clara y menos subjetiva de la realidad. También tomamos consciencia de las sensaciones físicas en sus diferentes niveles y de la sabiduría inherente del cuerpo; éste, al ser recorrido por una energía de una cualidad superior, recuerda el movimiento y posibilita una mayor presencia. A nivel emocional el trabajo en un principio consiste en darnos cuenta del entramado emocional con el que continuamente nos identificamos. Las emociones surgen y podemos dejarlas caer, no es cuestión de intervenir, ni de forzar su desaparición, simplemente las observamos aparecer y desaparecer, sin obsesionarnos ni alimentarlas, haciéndonos responsables de lo que sentimos. Esta distancia nos aporta un equilibrio que paulatinamente nos permite aprender a vivir las emociones de forma total, apasionada, plena y conscientemente, éstas transmutan así en una energía más sutil que nos conecta con sentimientos genuinos del ser como son la bondad, la compasión, la generosidad, el amor, sentimientos que son innatos pero que de alguna forma están oscurecidos por nuestros deseos y miedos.
El desafío es llevar este trabajo a la vida diaria, aplicarlo en nuestras relaciones interpersonales conectando con los demás de forma más verdadera y esencial más allá de nuestras personalidades, desarrollando vibraciones armónicas que aporten energía más consciente al planeta. A través de su práctica continuada se establece un equilibrio entre los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro, creando nuevas conexiones entre ellos y entre las polaridades masculina y femenina dentro de nosotros. Nos ayudan también a recordarnos mientras interactuamos de forma que nuestro centro se fortalece abriéndonos a una cualidad de presencia más alta que permite la receptividad de energías superiores.
Si bien estas danzas son el fruto de un trabajo interior y su finalidad no es su exhibición, la belleza del gesto, de las posiciones, su combinación junto con la música, la atmósfera que crean… nos dan la posibilidad de vivenciar lo que Gurdjieff denominaba “arte objetivo”, un arte cuya fuente no son las emociones reactivas, infantiles o pretenciosas del artista sino que proviene de un lugar verdadero y pacífico pudiendo conmover profundamente no sólo al bailarín, también a las personas que presencian su representación.

 

 

INVITACION A RETIRO ABIERTO

 

 

 

 

 

SOBRE LOS MOVIMIENTOS Y Movimientos de GurdjieffPor Henri Thomasson
Si quieren entrar en sí mismos, deben encontrar la posición física correcta, de otra forma, no serán capaces de sostener el esfuerzo por ningún lapso de tiempo. Es sólo cuando todos en las partes del cuerpo están relajadas y centradas alrededor de un eje que que esto es posible. Una columna de vertical mantiene tanto cabeza como órganos internos en una sola línea que conectan con el centro de la atracción de la tierra. Ahora se vuelve posible recoger la atención desde todas las partes del cuerpo en un lugar, en vez de tenerla dispersa a lo largo de los órganos de percepción y miembros. Lo que se solía hacer una fragmentaria, cruda y a veces, sensación ilusoria del despertar, se vuelve una vibración central sensible y aguda que puede ser verdaderamente llamada “una sensación de sí mismo”.
En esta posición, un nivel especial de atención puede ser alcanzado y trae un sentimiento distintivo de las dos naturalezas del hombre: la que pertenece al mundo exterior y la otra, a la misteriosa fuente de la vida en sí.
Los procesos físicos que toman parte en la vida ordinaria del cuerpo, pertenecen a la primera naturaleza. Una vez que reconocemos la serenidad, con la cual nos deslizamos desde casi todos nuestros esfuerzos de atención hacia el funcionamiento habitual de nuestros pensamientos y, aceptamos el alcance total de nuestra alegría y sufrimientos cotidianos, tenemos una clara indicación del sabor y calidad del bajo mundo.
Cuando caen todos los pensamientos e imaginaciones y sólo la vibración del cuerpo vivo es el centro de atención, el otro mundo se vuelve más accesible. Aquí, los motivos usuales de decidido y curiosidad se vuelven completamente irreales y una nueva manera de pensar, liberada de la forma, y compuesta por una pura y frágil energía, aparece.
Es posible pertenecera ambos mundos al mismo tiempo, pero para esto, es necesario que se establezca entre estos una nueva relación, y el estado presente de acontecimientos, donde lo exterior tomar todo para así, debe ser revertido. La naturaleza más baja debería estar al servicio de la más alta, ya que un elemento pasivo no puede ser otro que un servidor de aquel que es activo.
A pesar de todo este conocimiento teórico, Yo mismo, al principio, experimenté un fuerte rechazo hacia los ejercicios, siempre llamados “los Movimientos”, en los cuales Gurdjieff insistía, como una parte esencial de su Enseñanza.
Cada vez que veía un grupo de alumnos prácticando estas gimnasias, como yo las llamaba, tenia la fuerte impresión de que eran una forma secundaria que se de trabajo, muy buenos para ayudar a aquellos quienes estaban limitados intelectualmente. Era natural que esas personas, estuvieran entusiasmadas con lo que estaban haciendo, pero yo, ciertamente pertenecía a una categoría diferente de aprendiz.
Esta impresión duró mucho tiempo, incluso cuando triunfe sobre mi negación y empecé a practicarlos. Debí someterme a un gran trabajo de atención antes de que mi cuerpo comenzara a escapar, aunque sólo un poco, de las inhibiciones impuestas por otras partes de mí mismo y de sentir el poder de esos ejercicios y danzas. Sólo en estos momentos, me era posible realizar el movimiento requerido de una manera que, podría considerar, relativamente satisfactoria.
Pasó mucho tiempo antes de que tuviera cualquier experiencia física y concreta de la extraña alquimia en la cual trabajaban estos Movimientos. A primera vista, parecen ser sólo ejercicios de atención, pero también pueden ser considerados como un lenguaje, en el sentido de que, por gestos simbólicos y otros signos, posturas y desplazamientos, expresan leyes cósmicas que son difíciles de percibir a través de nuestros sentidos ordinarios y están, aún más allá, de la lupa de nuestra comprensión actual. Algunos Movimientos parecen ofrecer claramente medios de transmisión de conocimiento que, el pensamiento racional no puede capturar a niveles en un hombre, niveles más elevados de lo que comúnmente puede alcanzar. Puede sentirse un determinado proceso alquímico ocurriendo, en el que no sólo se le ofrecen vislumbres “del Camino” sino que lo posibilita caminar en esa dirección.
Al principio, el único problema que surge al trabajar en los Movimientos es el de establecer la postura correcta y la sucesión de gestos y desplazamientos que lo acompañan. En este estado, la atención debe estar vocalizada en las partes del cuerpo que deben realizar los variados movimientos, sea simultáneamente o en una sucesión rápida. Esto es lo suficientemente difícil, pero pronto, otro esfuerzo es necesario-el turno de la más refinada calidad de atención que uno puede obtener así a la sensación de uno mismo como totalidad-. Por un largo tiempo, la aproximación hacia está demanda adicional, no puede ser más que torpe. Aún así, el doble de atención suele aparecer trayendo un sabor de libertad de breve duración y es tan inolvidable que es buscado desesperadamente otra vez.
Una vez que este trabajo se vuelve posible, los Movimientos no son más controlados por referencia a una imagen mental-dependen de la adecuada sensación de uno mismo que emerge desde el nivel más activo de atención. Uno puede decir ahora, que el movimiento se hace a través de mi y no por mí.
De todas maneras, uno quizás decir hacer un movimiento sólo, por referencia a una imagen mental, esto nunca es posible, ya que la mente no es lo suficientemente rápida para controlar el instrumento que debe producir la actividad física requerida y, el cuerpo, es inhibido de este intento para encontrarse con una demanda a la cual, no está acostumbrado. Los Movimientos hechos de esta manera no estarán a tiempo ni serán precisos. Viendo esto, la emoción se eleva y confunde todo. La actividad permanece en un nivel ordinario y las habituales contracciones de la vida ordinaria permanecen como barreras hacia la correcta fluidez de energía, que comienza a esparcirse hacia todas las direcciones, de una manera incontrolable, lo cual es una de las grandes causas por las que el hombre carece del contacto con su propio cuerpo.
Cuando la atención se dispersa así, puede suceder que los Movimientos no puedan ser hechos o son, a lo mejor, una simple serie de gimnasia. Si, de todas maneras, una cierta cantida de atención interior puede ser sostenida, la energía fluye a través del cuerpo como debe, usando los canales naturales que existen para este propósito. Esto trae un sentimiento de claridad interior y los Movimientos pueden ser realizados con un sentido de serenidad y libertad, construidos, en parte, por la velocidad del movimiento mismo, lo cual a veces parece, estar más allá de los límites de lo que es posible para el cuerpo, y en parte, por la apertura de un contacto interior que deviene al cambiar la circulación de la energía.
La desconexión con la interferencia de la cabeza permite una nueva libertad de pensamiento y un mejor control de los gestos y ayuda, al mantener la atención en uno mismo. La diferente calidad de la actividad física que se vuelve posible, lleva a un funcionamiento de las emociones más positivo. Así que por un momento, se experimenta el trabajo de los tres centros juntos en un nivel que es sentido como él mismo para todos. Incidentalmente, esta experiencia hace posible estar en contacto con la energía específica de cada centro y estar atento a los hábitos mentales y físicos, que son la base de la actividad interna y externa.
De todas maneras, este equilibrio, existe bajo la amenaza de la reincidencia mecánica, que está siempre ahí,esperando tomar posesión. Apenas la actividad se vuelve automática, es decir, apenas se siente que se sabe un movimiento, el sueño abre su camino y la necesidad del nivel de atención se debe, para tener que ser nuevamente levantada. Luego, toda la atención es absorbida al mantener la sensación de uno mismo o el placer de la fácil fluidez armónica del movimiento, lo toma a uno por completo: el movimiento pierde su verdadera dirección y debe ser detenido de inmediato. Un ejercicio diferente debe sustituirlo, con el fin de activar la atención otra vez y, restaurarla al nivel requerido. Cuando la actitud interior está en falta, este abandono categórico del movimiento, es una de las más desconcertantes experiencias que un principiante debe aceptar.
A lo largo del tiempo, los Movimientos dan vida, a partes en nosotros que habían existido previamente, más allá de nuestra percepción ordinaria. Un nuevo mundo, bañado en una extraña sensaciónde presencia interior, es evocado por los ejercicios, reemplaza en la neblina en la cual existen nuestras actividades mentales usuales y esto, puede traer una emoción trascendental.
¿Qué son exactamente estos Movimientos?. Esta pregunta puede ser realmente respondida sólo de ser de la experiencia directa, de la práctica de los Movimientos. Sin embargo, puede decirse con precisión, que llevan al estado logrado y mantenido, de estar despierto. Permaneceríamos satisfechos con esa sensación de la vida interior que sobreviene con dicho estado, pero la pregunta sigue viva en nosotros y nos dirige hacia aspectos que son menos perceptibles en lo inmediato. Sentimos que debemos buscar más lejos. La sensación de la vida interior que se eleva de trabajo sobre la atención y la relajación, así como también, el orden de combinaciones de gestos y posturas, nos da un nuevo contacto con el cuerpo, trayendo una sensación de liviandad y fluidez que no es enteramente física. Pareciera que el cuerpo, es el instrumento de una nueva fuente de vida. Se vuelve disponible para todo lo que le es pedido y encuentra, en este acto de servicio, tanto libertad cómo felicidad, que no es sólo la felicidad del funcionamiento armonioso del movimiento, o de la participación más activa del cuerpo, sino, la felicidad de estar Aquí como una totalidad, en un estado de relativa presencia hacia uno mismo.
Ahora vemos la posibilidad de volvernos instrumentos sutiles y la apertura de canales, para esas otras influencias altas que están siempre fluyendo a través nuestro, a pesar de ser ordinariamente poco reconocidas. Una vez que esto se vuelve perceptible, pueden ser usadas para alimentar esas partes elevadas en un hombre, que le hacen posible perseverar en su búsqueda. Por esto, los Movimientos pueden, en el verdadero sentido de la palabra, seres llamados “Danzas Sagradas” ya que proveen una unión entre el nivel de la vida ordinaria y ese nivel alto,el cual es sentido como un medio de entrar en contacto con lo Divino.
El extraño poder de los Movimientos para materializar las fuerzas de lo Alto, no es experimentado sólo por aquellos que actúan como vehículos para estas fuerzas. El desdoblamiento de las figuras, hambre el paso a una relación interior especial perfectamente visible y ofrece la evidencia perceptible de que, los ejecutantes, son los portadores de fuerzas inherentes en los Movimientos mismos y son cargados, con una influencia de efectos que puede ser sentidos por los observadores. Una clase de Movimientos que ha practicado durante largo tiempo, irradia una “sustancia”, la realidad de lo que tan sutil puede ser, es recibida a un nivel interior de la misma manera que el color y el sonido son recibidos por nuestros instrumentos ordinarios de percepción.
Así que para cualquiera que practique los Movimientos, se vuelve en un medio de búsqueda para realmente vivirlos y por el poder que da, vivirlos de esta manera. En tal nivel, día en hacia el logro de ese mundo donde la Oración y la Meditación llevan hacia otros senderos. En este Camino, incluye y hace uso de todo el aparato humano por completo.
Publicado por primera vez en “Batallas por el Presente”, 1980. El libro provee una lúcida y potente manifestación de los pensamientos, sentimientos y luchas internas de Thomasson, durante sus 20 años de Trabajo en Francia.