GURDJIEFF ARGENTINA

Movimientos y Danzas Sagradas
Gimnasia Sagrada

En Buenos Aires Grupos de Buscadores

Con el aporte de Carlos Matchelajovic en la Transmisión de la Enseñanza de Gurdjieff - Fue el introductor y difusor del trabajo de Gurdjieff en Argentina
Avalado por Mme Jeanne de Salzmann, principal discípula de Gurdjieff, Carlos llegó a Buenos Aires en 1965 junto a su esposa Daphne Ripman,con el propósito de abrir Grupos de Trabajo.

Encuentros Para el Desarrollo Armónico del Ser

ENCUENTROS SEMANALES O QUINCENALES PARA UN ACERCAMIENTO ACTIVO A LA ENSEÑANZA DE GURDJIEFF

(Sin Fines de Lucro)

¿Quién es G.I.Gurdjieff ?

Eneagrama

Verdad de Uno Mismo

Grupo de Buscadores de Sí Mismos

Meditando

 

ACTIVIDADES DE 2018
VIDEOS
Video de Movimientos y Danzas de G.I.Gurdjieff Octubre 2012 en Fundación San Rafael-Buenos Aires Argentina
 
 

 

Video de Frases de Gurdjieff en Youtube

Video del Tchai Hané 2015

Grupo Gurdjieff Argentina comparte el Encuentro realizado en Octubre del 2015,compartiendo un Tchaijané o Chai Hané (Casa de Té Oriental),con Muestra de Danzas y Movimientos Sagrados del Señor Gurdjieff,con un Concierto de Música Objetiva,del Ensemble Gurdjieff Argentina y con Danzas compartidas por el público en general.Este Encuentro fue realizado en Homenaje y Agradecimiento al Maestro de Danzas.
https://youtu.be/XB3OUsEaCuI

 

arca1990hoy@yahoo.com.ar) y arca1990hoy@gmail.com

 

 

LA PALABRA DE GURDJIEFF

 

AUTO OBSERVACIÓN
La auto-observación es un poderoso método no solo para realizar un estudio de nosotros mismos, sino como trabajo hacia la transformación de sí. Es la mejor aproximación para comenzar una relación completamente nueva con nosotros mismos. La observación de sí, tal como la describe Gurdjieff, es un camino íntimo hacia nuestra propia mente, cuerpo y espíritu, que nos permite experimentar nuevos niveles de consciencia, armonizando así nuestras vidas.

Gurdjieff dice que debido a nuestros condicionamientos y a la educación, la mayoría de nosotros vive una vida mecánica y ordinaria. Inconscientes de nuestro potencial real, nuestra esencia, nos pasamos la vida identificados con la personalidad, con la imagen creada de nosotros mismos y con cualquier pensamiento, sensación, sueño o emoción que captura nuestra atención en un determinado momento. Vivimos la ilusión de ser los maestros de nuestras vidas debido a que ponemos la sensación de YO rápida y mecánicamente en cada impulso que aparece, especialmente en aquellos que apoyan la imagen que tenemos de nosotros mismos. De esta forma no somos conscientes de nuestra fragmentación interna, de nuestra carencia de voluntad y elección como resultado de dicha fragmentación.

Nos perdemos a nosotros mismos a cada momento de nuestra vida, lejos de estar en contacto con la Totalidad que nos pertenece. La visión de Gurdjieff sobre la auto-observación provee un punto de partida excelente para todo aquel que busca un entendimiento más profundo de sí mismo.

El esfuerzo fundamental del Trabajo es el observarse a sí mismo tal como se es, intentando ser testigos, estar presentes de cualquier cosa que suceda en el momento. Se debe intentar descubrir en nosotros mismos una atención que pueda dilucidar si lo que estamos experimentando en el momento es un pensamiento, una sensación, un sentimiento, o la combinación de estas u otras funciones. Debemos intentar observar nuestra identificación con los hábitos, incluyendo los sueños, la imaginación, la charla interna, etc., y verificar nuestra carencia de unidad interna. En el intento de auto-observación, que a menudo requiere ir en contra de los hábitos para verlos más claramente, es importante recordar no juzgar o analizar lo que vemos.

De acuerdo a Gurdjieff, el juicio o el análisis nos empujará dentro de un círculo vicioso de identificación con el contenido de nuestra consciencia, especialmente con nuestras propias reacciones a lo que observamos, consumiendo así la atención disponible para continuar con el trabajo de la observación. Si a pesar de nuestras mejores intenciones, aparece dicho juicio o análisis, éste debe ser incluido en el trabajo de auto-observación. El Trabajo invita a ser un científico cuyo objeto de observación somos nosotros mismos.

La observación de sí debe abarcar, no solo el proceso mental o psicológico, sino los procesos y energías del cuerpo físico. Según Gurdjieff, el YO SOY, nuestra presencia real, solo puede despertar al enraizar nuestra consciencia en la sensación viva del cuerpo. La observación de sí depende finalmente de la apertura a una energía superior, a una consciencia más alta y ello comienza con el mantenimiento voluntario de la atención disponible en nosotros sobre nuestro propio estado somático en el momento. Gurdjieff deja claro que solo cuando nuestra atención ordinaria está activamente ocupada en experimentar el momento presente es que la consciencia a esta energía superior puede aparecer, una energía que nos relaciona simultáneamente con nuestro mundo interno y externo.

Por lo tanto, el punto inicial de la auto-observación debe ser el conjunto de la sensación corporal. Y es a través de esta sensación, que podemos discernir los diferentes movimientos y energías de nuestras propias funciones internas. Sin la estabilidad de esta sensación, los esfuerzos en el trabajo de la observación de sí se tornarán rápidamente en identificación con cualquier cosa que nos atraviese.

Auto-observación y niveles de sensación:
La sensación puede ser experimentada en diferentes niveles, dependiendo del grado de atención y relajación de cada uno. Estos niveles son:

La sensación automática y superficial de los dolores.
La sensación más sutil de la temperatura, el movimiento y el tacto.
La sensación de hormigueo de la totalidad de la piel.
La sensación compacta del peso y la forma del cuerpo.
La sensación vívida de la estructura interna de la fascia, músculos, órganos, huesos, etc., incluyendo las tensiones.
La sensación vibrante e integradora de los campos energéticos del cuerpo y los circuitos que conectan todas las funciones del ser.
La sensación profunda y acompasada de espacio y silencio que se encuentra en el corazón de nuestro ser somático. Esta es una etapa crucial en el trabajo de auto-observación porque sólo experimentando la sensación como ambos, espacio y silencio, que podemos abarcar la totalidad de nosotros mismos. Es en este "abarcar" que comienza la transformación de uno mismo.

Sin embargo, para algunas personas que realizan este trabajo de observación de sí, la observación de su cuerpo rara vez va más allá de la proyección mental de la sensación. Para otras, ello envuelve solo la sensación de la piel o de las tensiones más superficiales. Todo esto es comprensible porque ir más profundo dentro de nuestro organismo significa abrirnos a nuestra vida interna, a las fuerzas reales que nos mueven. Estas fuerzas incluyen, no solo nuestras aspiraciones, esperanzas o potenciales más profundos, sino también el miedo, la pena, la ansiedad, el dolor y el trauma que resuena en la compleja interrelación de nervios, huesos, músculos y vísceras que llamamos nuestro cuerpo.

A pesar de que el método de observación de sí es una poderosa herramienta de
auto-estudio, el aprendizaje de abrirnos a nosotros mismos conlleva algo más que la aplicación de técnicas o ejercicios. Se precisa conocimiento, sinceridad y sensibilidad. Tenemos poca consciencia directa de las operaciones de nuestro cerebro y sistema nervioso, exceptuando su reflejo en los tejidos, estructuras y movimientos de nuestro cuerpo. Generalmente, la práctica de la atención difícilmente alcanza más allá de las capas más superficiales de tejidos, órganos y músculos condicionados por años de inconsciencia, negatividad y mal uso. El cuerpo, en especial las vísceras, se ha convertido gradualmente en almacén acorazado de experiencias no digeridas e impresiones difíciles de confrontar. En un acto de supervivencia, nuestro sistema nervioso cierra las puertas a estas experiencias a través de una especie de amnesia orgánica. Pero mantenerlas cerradas consume una enorme cantidad de energía y desarmoniza niveles profundos de nuestro ser.

 

 


 

El que no danza no conoce el "evento", (Jesús) Cristianismo Esotérico
Informes y entrevistas al teléfono: (11) 4545-1065 / 5491151437169

www.gurdjieffargentina.com

www.gurdjieff-danzas.com    

www.gurdjieff.com.ar

arca1990hoy@yahoo.com.ar arca1990hoy@gmail.com

 

 

 



 

MOVIMIENTOS Y DANZAS SAGRADAS DE G.I.GURDJIEFF

Actividades 2018 Las Clases de Danzas y Movimientos Jueves de 19.30 a 22 hs.se realizan en una Sala en Palermo.Comprendiendo que son un medio para el estudio de sí en esta Búsqueda de Ser y no un fin en sí mismo.

Los Grupos de Buscadores son los días Viernes,cada quince días de 19.30 a 23 hs.y Miércoles para nuevos Buscadores cada quince días de 19.30 a 23 hs. Y Grupo los miércoles cada quince días ,de 19.30 a 23 hs.Se realizan en la Casa del Trabajo en Belgrano .

y

Para Buscadores que necesiten Charlas introductorias o la posibilidad de hacer Preguntas sobre la Enseñanza del Señor Gurdjieff Encuentros Semanales .

Grupos de Verano Diciembre,Enero y Febrero

 

Se realizarán Talleres Introductorios y Jornadas para Principiantes (Fechas a confirmar)

 

Se realizan además Jornadas de Búsqueda Práctica de Jueves a Domingos en

5 al 8 de Abril

21 al 24 de Junio

20 al 23 de Septiembre

y las últimas del Año

14 al 16 de Diciembre

en una Casona en Moreno que cuenta con grandes Salones y Dormitorios Individuales.

No es necesario tener experiencia previa.

Cada uno se va incorporando segun su necesidad en el Presente.

 

 

http://www.gurdjieff-danzas.com/ - http://gurdjieffargentina.com

http://gurdjieff.com.ar

CONSULTAS:

(011)4545-1065 -5491151437169

arca1990hoy@yahoo.com.ar y a arca1990hoy@gmail.com

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

INVITACIÓN A LOS PROXIMAS JORNADAS DE BÚSQUEDA PRACTICA DEL 2018 PARA EL ENCUENTRO CON NUESTRO PROPIO SER

5 al 8 de Abril

21 al 24 de Junio

20 al 23 de Septiembre

y las últimas del Año

14 al 16 de Diciembre

Participarán el Grupo Gurdjieff Argentina y el Cupo será limitado a 10 participantes más.Es para toda persona que necesite encontrarse con su propio Ser.

Se realizarán actividades:Movimientos y Danzas Sagradas,Música,Meditación,Intercambios,Juegos,Artesanías.Lecturas.

En una Casona en Moreno Provincia de Buenos Aires,que cuenta con dormitorios individuales,Salas,y un hermoso parque.

Las personas interesadas deben confirmar asistencia una semana antes del Encuentro a arca1990hoy@yahoo.com.ar o a arca1990hoy@gmail.com o a los teléfonos 5491151437169 o 45451065

Las Enseñanzas Espirituales de todos los tiempos, tienen en su Esencia convergencias y puntos de encuentro

https://www.facebook.com/GurdjieffDiscipulosDeCm

Nueva Página en facebook https://www.facebook.com/Gurdjieff.MovimientosyDanzasSagradas


Bajar los Power Points: Convergencias de Sabiduría y Frases de Gurdjieff

Solicitar Boletines: Ver, Sentir y Vivir -Un llamado para Buscadores

 

MUESTRAS REALIZADAS EN 2006-2007-2008-2009-2010-2011-2012-2013-2014

RETIROS REALIZADOS EN 2007-2008-2009-2010-2011-2012-2013-2014-2015-2016-2017

Tchai Jané realizados 2015-2016 -2017

 

 

LA MIRADA DE MME DE SALZMANN



Observaciones de la Señora de Salzmann - Remarks of Madamme de Salzmann

¿Qué significa estar presente, estar aquí, ahora?

Lo pienso.

Tengo la sensación de esto.

Lo siento.

Los tres centros están presentes con la

misma fuerza, con una intensidad que viene del mismo grado de

actividad.

Lo siento como una energía que circula más libremente entre

ellos y que no es retenida más en uno que en otro. Esa energía es

voluntariamente alimentada por esas tres partes hacia una misma dirección.

Hay una dirección común que conlleva la posibilidad de una

acción consciente en la cual el impulso viene de los tres centros al

mismo tiempo. Quiero conocer con todas las partes de mí mismo.

Para estar presente a mí mismo, debo comprender cómo trabaja

mi mente, comprender que la función del pensamiento es situar y explicar,

pero no vivir la experiencia. Ese pensamiento está hecho de

saber, de conocimientos acumulados que se presentan bajo la forma

de imágenes y asociaciones. Captura la experiencia para hacerla entrar

en las categorías de lo conocido. Si se callara podría ver algo nuevo.

Pero en cuanto interviene, transforma inmediatamente esa experiencia

en algo antiguo, en algo que ya fue objeto de una experiencia. La imagen

despierta en mí una reacción inmediata. Y entonces siempre se

repite la misma cosa. Nunca algo nuevo.

¿Puedo decir hoy que sé lo que yo soy? ¿Me permite la actitud de

mi mente abordar realmente esa pregunta? Es más importante de lo

que pienso. ¿Estoy convencido de mi ignorancia y de la inutilidad de

todo lo que creo saber? Incluso si lo digo, no lo siento realmente. Me

gusta mi saber. Siempre quiero aportar una respuesta o llegar a una

conclusión. Estoy condicionado por eso. Todo lo que conozco, lo que

sé, condiciona mi mente y limita mi percepción. Todo lo que conozco,

lo que sé, es una masa de memorias, de recuerdos, que me empuja a

acumular, a repetir experiencias de la misma índole.

Necesito ver que mi mente siempre es movilizada por las exigencias

del yo ordinario, por sus asociaciones, por sus reacciones. Eso

la corrompe. Un pensamiento movilizado por las asociaciones no es

libre, no está libre en su movimiento. Los trayectos que atraviesa están

llenos de obstáculos, de barreras, bajo formas de imágenes, ideas fijas

o experiencias. Inmovilizan o cambian el curso del pensamiento, otorgándole

la impresión de una continuidad. Pero la continuidad no está

en el material que ocupa el pensamiento. Está en la energía misma.

El hecho de creer en ese material mantiene esa energia presa en el

circulo de los pensamientos. Pierde toda movilidad y agudeza. Se

vuelve cada vez más débil y el pensamiento se vuelve pequeño y obtuso.

Percibimos esto a través de las tensiones constantes de la cabeza,

de la cara y del cuello.

Mi pensamiento está sometido al yo ordinario. Esto es lo que impide

que la mente esté tranquila. Sin embargo, su apaciguamiento no

vendrá de que yo me retire de mi mente, sino de que la comprenda.

No vendrá de una lucha contra ese hecho. Ella no me llevará a la liberación.

Sólo viéndolo me puedo liberar de ese condicionamiento.

No es ignorándolo o negándolo que alcanzaré a liberarme. Sólo crearé

un nuevo condicionamiento. Asimismo, necesito ver que la mente es

el centro de mi yo ordinario, del ego. Ese yo busca la seguridad. Tiene

miedo y se identifica para encontrar esa seguridad; es una batalla perpetua.

Toda mi conciencia habitual consiste en juzgar, condenar, aceptar

o rechazar. Eso no es realmente la conciencia. En ese estado, sin

la tranquilidad de la mente, nada real me podrá ser revelado.

Jeanne de Salzmann